¿Qué implica un embarazo de alto riesgo? ?>

¿Qué implica un embarazo de alto riesgo?

Los cambios fisiológicos y psicológicos son normales durante la gestación. Nuestro cuerpo está desarrollando una nueva vida y preparándose para traerla al mundo.

En algunos casos, factores físicos e, incluso, sociales pueden llevar a considerar un embarazo como de alto riesgo. Pero, ¿qué implica un embarazo de alto riesgo?

Lo que debes saber sobre tu cuerpo

Un embarazo de alto riesgo es aquel que implica algún peligro para la madre antes de la concepción y para ella y el bebé durante la gestación y después del parto.

Algunos factores influyen en la clasificación de un embarazo como riesgoso. Si la madre tiene algún tipo de enfermedad crónica como anemia, hepatitis, diabetes, obesidad mórbida, entre otras, debe consultar a un médico al momento de planear su embarazo y, así, comenzar a tomar las medidas adecuadas para una correcta concepción y gestación.

La edad de la madre es otro elemento a tener en cuenta. Si es  menor de 18 o mayor de 40, también es un factor a considerar. Otros son el tabaquismo, el alcoholismo y el uso de drogas.

Qué implica un embarazo de alto riesgo: cuidados durante la gestación

En el período de gestación de un embarazo considerado como de alto riesgo resultan imprescindibles las consultas y exámenes médicos regulares para monitorear el desarrollo del bebé y prescribir los tratamientos adecuados.

La mamá debe mantener una dieta adecuada que le aporte a su bebé todos los nutrientes necesarios. Tanto el bajo peso como la obesidad son, por lo que debe controlarse cuidadosamente la ingesta de alimentos.

El reposo es muy importante, así como evitar las situaciones de estrés. Realizar alguna labor que nos relaje resulta beneficioso, siempre y cuando no implique un ejercicio físico excesivo. Por supuesto, evitar el alcohol, el cigarro e, incluso, el humo del tabaco es de primera prioridad para mantener un embarazo saludable.


Comments are closed.